Overblog Suivre ce blog
Administration Créer mon blog

Frases

 

 

"Después de todo,
el cine es el único sueño
que se tiene con los ojos abiertos"

Eliseo Subiela

 

 

"El hecho simple de

que mi perro me quiera más

que yo a él, constituye una

realidad tan innegable, que,

cada vez que pienso en ella,

me avergüenzo.


El perro está siempre

dispuesto a dar su vida por mí.


Si yo hubiera sido atacado

por un león o un tigre,
Ali, Bully, Tito, Staci y todos

los demás habrían afrontado

la desigual batalla,

sin titubear ni un instante,

para defender mi vida,

aunque sólo hubiera sido

por unos momentos.
¿ Y yo? "

Konrad Lorenz
Premio Nobel de Medicina 1973

 

 

"A fuerza de ver películas

y de amarlas
se tiene el deseo de realizarlas.


Ya no se va a la sala por azar,
sino con la voluntad de hacer cine"

François Truffaut

 

 

 

Buscar

19 janvier 2005 3 19 /01 /janvier /2005 00:00

En silencio y sóla
sin aquellos que la amamos
con la penumbra como compañera
así se fué Yessica


Un domingo anaranjado
sirvió de telón a su partida
ya no veremos sus penachos blancos
tampoco la manera como se enrollaba para dormir


El destino me llevó lejos de tí
pero tu alegría perruna habita en mi alma
como sello indeleble.


Nicolás 

Repost 0
Published by Nicolás Román Borré - dans nerb
commenter cet article
19 janvier 2005 3 19 /01 /janvier /2005 00:00

 

 

 

Palabras que dieron inicio al dialogo sobre cineclubismo en Colombia, realizado durante el 40º Festival de Cine de Cartagena.

 

Por: Nicolás Román Borré

Como director de la Asociación de Cineclubes "La Iguana", recibo mensajes electrónicos y cartas de diversos cineclubes del país.

Así me notifican sobre las diversas actividades realizadas en cada ciudad, pero leyendo las cartas observé, que cada cineclub, transcribe "cineclub" de forma diversa, los primeros escriben dos palabras "cine club", algunos registran "cine-club" separado de un guión, otros terminan con una S "cineclubs" y el resto, resalta "CineClub" con mayúscula en las C.

En el caso de los miembros activos del cineclub, el asunto es más confuso. Por ello comencé a investigar sobre la ortografía y busqué: cineclub y cineclubista en el Diccionario de la Real Academia Española (vigésima edición. Madrid 1984) en la majestuosa Enciclopedia Universal Ilustrada (Espasa-Calpe) y el Diccionario de Construcción y Régimen de la Lengua Castellana (Instituto Caro y Cuervo. Bogotá 1994) sin encontrarlos.

Cine, según los mencionados textos, es la abreviación de cinematografía y cinematógrafo y clubista es el socio de un club o círculo. Lógicamente cineclub y cineclubista son palabras compuestas.

Pero viajemos un poco al pasado...

Desde 1916 se creó en Francia un movimiento conocido como impresionista fílmico, del cual se destaca el nombre de Louis Delluc, quien dirigió EL SILENCIO, LA MUJER DE NINGUNA PARTE, FIEBRE y LA INUNDACION; cintas de marcado enfoque psicológico y arraigado sentimiento humano.

Delluc no pertenece únicamente al listado de realizadores, es también reconocido como guionista de la película FIESTA ESPAÑOLA y fundador de la revista especializada "Cinéma".

Ahora bien, lo interesante de Louis Delluc dentro de este dialogo, es el hecho de ser considerado el padre del cineclubismo, al crear un movimiento que reaccionó contra el cine de la época, invitando a realizar otro cine, mientras se exhibían filmes al interior del movimiento para forjar una nueva realidad.

Delluc fue un gestor activo de grupos intelectuales, que tuvieron por objeto la difusión cinematográfica a través de lo que el periodista y poeta Riccioto Canudo denominó el "séptimo arte".

Entonces los orígenes del cineclub, son reaccionarios, una protesta de directores sobre el cine de principios de siglo. (lo que hoy sería, guardando las proporciones, Dogma 95)

Pero la nueva acepción de cineclub, difiere a su origen, durante algunos lustros, su objetivo se amplió. Por ello, citemos lo que algunas plumas ilustres definen como cineclub:

El investigador Juan José Barreneche, expresa que cineclub es una organización que agrupa a los buenos aficionados del cine, dotada de una sala donde se proyectan filmes clásicos, que no suelen proyectarse en las salas comerciales.

Hernando Salcedo Silva, delimita el cineclub, a su función, que consiste en educar al socio, o asistente, cual es el buen cine, a través de sus mejores ejemplos.

Según el crítico Sam Jackson, un cineclub es un ente revolucionario del mensaje audiovisual, donde se escogen los filmes de acuerdo al pensamiento de los miembros.

Como vemos, no existe uniformidad teórica sobre los elementos indispensables para saber cuando estamos en presencia de un cineclub; sin embargo se habla genéricamente, de cuatro requisitos mínimos para que exista:

Presentación

Folleto

Proyección

Foro

Y si falta alguno, ¿no existe cineclub?, ¿qué se logra, un tercio de cineclub?

Bueno, pero si hay los cuatro elementos y se pasa una película comercial, entonces se dirá que no es cineclub.

¿Y cuando sabemos si estamos ante un filme comercial?, ¿cuál es el criterio preciso para definir la comercialidad?

Supongamos hipotéticamente, que aceptamos, en gracia de discusión, que con la proyección basta. Entonces abordemos otro punto, el formato:

Será cineclub si la película es filmada y proyectada en celuloide, si es vídeo, será Vídeoclub, o lo que sea, nunca cineclub.

Como calificaríamos según ese pensamiento a "Toy Story", que fue creado totalmente en un computador y luego quemado a 35 mm., o el "Proyecto de la bruja de Blair" que fue realizado en vídeo y 16 mm.

Consultemos al respecto la palabra cinematografía: es el arte de grabar imágenes en movimiento. Proviene del griego "Kinema" que significa movimiento y "Graphein" que significa dibujo o grabado.

Es decir que el medio utilizado no importa. El hecho, en principio fue necesariamente fotográfico, debido a factores tecnológicos.

Para saber si estamos frente a un cineclub, debe leerse los cimientos del mismo con profundidad, analizando las circunstancias socioculturales de cada sitio y las facilidades locativas existentes.

Los cineclubes buscan crear estados de consciencia audiovisual, son entes serios, con gente formidable, somos: amantes del cine en todos sus aspectos, proyeccionistas celosos, presentadores tercos, críticos despiadados, realizadores exóticos y productores quiméricos. Nos acercamos a la imagen como podemos, diente y alma casi siempre, pero también soñamos.

Ahora sigamos con la palabra cineclubista, aquí surge un problema semántico, porque etimológicamente nace de cineclub, pero formalmente es anterior a este gremio asociativo.

Para aclarar estos conceptos, recordaremos una vieja discusión concerniente al nacimiento del cine. (Sin abordar las teorías de los fenómenos ópticos de la antigüedad)

Entre 1891 y 1895, aparecen alrededor de una docena de inventos técnico-cinematográficos, con similares características al cinematógrafo, nombres como Filoteo Alberini, Edinson, Skladanowski, Thomas Friese Green y Dickinson, disputan el derecho a ser llamados padres del cine.

Pero la mayoría de los libros, registran que el día 28 de diciembre de 1895 en el salón Indio, local del gran café de París, situado en el número 14 del Boulevard des Capucines, los hermanos Auguste y Louis Lumière presentaron el primer espectáculo cinematográfico.

Afirmación que tiene muchas imprecisiones y de la cual se han extraído datos inexactos. Dichos textos aseguran, que dentro de las vistas animadas se presentó "El arribo del tren a la estación de la Ciotat" (lo cual es falso) y que Auguste y Louis Lumière explicaron en que consistía el cinematógrafo.

Lo cierto, es que los hermanos Lumière nunca estuvieron en la sala, y fue su padre quien proyectó y comentó el recién estrenado cinematógrafo. Convirtiéndose de esa forma en uno de los primeros cineclubistas; igual aconteció, con los familiares de Skladanowski, quienes se encargaron de difundir su obra.

El cineclubismo es una profesión y una vocación, no va ligado al cineclub, como indica la lógica, aunque todo cineclub esté integrado por cineclubistas no todo cineclubista es miembro de un cineclub.

El cineclubista encuentra en la sala oscura su inspiración, en el sonido del proyector su alimento, el cine en todas las facetas es su trabajo y el objeto de existir.

 

 

Repost 0
Published by Nicolás Román Borré - dans nerb
commenter cet article

Artículos